Por la puerta grande

Scan

̶ ¡Escóndase, padre, que ya vienen!

̶ Aguarda una miaja, zagal.

̶ ¿Pero qué hace con esa botella de vino? ¡No es momento para beber! ¡Y aléjese de la ventana, que lo van a ver!

̶ Anda, deja la pistola y acércate a la mesa, que vamos a brindar.

̶ ¿Ahora, que están rodeando la casa? ¿Es que se ha vuelto loco?

̶ No habrá mejor ocasión, hijo, créeme. ¡Y mira qué puesta de sol! El trigo parece de oro, y las montañas de fuego… Si tu hermano estuviera aquí, diría: “Buen día para morir”.

̶ ¿Usted cree?

̶ Claro que sí… Coge una silla y siéntate a mi lado, que vamos a echar un buen trago.

̶ En fin, si usted lo dice… Total, ya solo me quedan dos balas y ahí fuera hay al menos una docena de hombres merodeando como lobos y armados hasta los dientes.

̶ Por eso, zagal, por eso. Y a mí tres cartuchos de sal. Hagámoslo de cara; saldremos por la puerta grande, que la madre esté muy orgullosa de nosotros. Pero antes, alegremos el espíritu. Que mañana Dios dirá…

−O el Diablo, padre, o el Diablo.

−¡Y eso qué más da!

 

 

Autor: Manuel Pérez Recio

Nacionalidad: Española

Ilustración: Antonio Torres Rodríguez

Publicado en: edicionesalfeizar.com

Nueva imagen

 

Anuncios
Por la puerta grande

5 comentarios en “Por la puerta grande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s