El gran viaje

32Ella era demasiado complicada, tanto, que ni siquiera se esforzaba en hacer que el resto del mundo la entendiera. Ni ella misma se entendía a veces ¿Cómo iban a hacerlo los demás?

Vivía, a veces sola, a veces acompañada. La cuestión es que, día a día, lloviera, nevase o tronara, ella seguía viviendo.

Intentaba sonreír siempre, pensaba firmemente que si tenía el poder de hacer sonreír a otra persona con su sonrisa, tendría el poder para hacer cualquier otra cosa que deseara.

Jamás quiso enamorarse, ella ya vivía enamorada. Pero no de alguien físico, sino del sol, de los rayos que la despertaban  cada mañana, vivía enamorada de la brisa del mar, del olor de las rosas blancas, vivía enamorada de las olas, de la lluvia. Ella estaba enamorada de la vida, no le hacía falta más.

En ocasiones llegó a pensar que su cuerpo era culpable de no poder disfrutar lo suficiente. Cada vez se cansaba antes, cada vez le costaba más seguir. Pero no a su mente.

Su mente era libre y era capaz de obrar maravillas. Era capaz de viajar a lugares insólitos, capaz de recordar el color de las alas de aquella mariposa que vio volar en su niñez. Era capaz de evadirse de tal manera que su cuerpo casi llegaba a ser un mero objeto inerte.

Las arrugas y las manchas se habían apoderado de su piel. El dolor había tomado como posesión sus huesos y el blanco más blanco que jamás llegó a ver en cualquier otro lugar ahora cubría su pelo.

Su cuerpo se había hecho mayor. Había envejecido más deprisa de lo que su mente pudo soportar.

En el fondo de su ser ella aún era joven. Llevaba su falda a cuadros y su larga melena negra jugaba con el viento. Sus ojos color miel brillaban de tal manera que el sol no podía competir con ellos. Y su sonrisa… Su sonrisa sí que estaba intacta. Seguía siendo tan blanca y amplia como siempre. Eso no iba a cambiar.

A lo largo de su vida logró hacer un amigo en cada puerto y, hoy, cada uno de ellos se habían desplazado hasta aquí para acompañarla en lo que todos llamaban su último viaje. Todos menos ella.

Todos y cada uno de ellos pasó por al lado de su cama para darle fuerzas, para que supiera que no estaba sola, que nunca lo había estado. Cuando todos la hubieron visto ella abrió sus ojos, miró a su alrededor y lo único que logró distinguir entre la multitud fueron caras de asombro, claro, hará más de sesenta días que ella no le enseñaba sus ojos al mundo.

En toda la sala se respiraba tensión, alegría, incredulidad.

Ella no podía estar mirándoles, ella ya hacía tiempo que se había ido, según dijo la persona que vestía de blanco que ahora, estupefacta, miraba con atención desde la puerta.

Ella no intentó levantarse ¿Para qué? Estaba donde tenía que estar, donde quería estar.

Acompañada de todas las personas a las que había dedicado sus pensamientos los días pasados.

Cerró los ojos una vez más y volvió a abrirlos corroborando que era real su presencia.

Miró a cada una de las personas allí presentes y se pronunció.

“Queridos, este no es mi último viaje, es mi gran viaje. Y todos ustedes están aquí para ayudarme a comenzarlo. Será, sin duda, el más maravilloso de todos los que he tenido el placer de hacer y, algún día de algún año, volveremos a encontrarnos en algún puerto, porque allá arriba también hay aventuras por vivir.”

Cerró sus ojos y con una gran sonrisa comenzó el que sería el mejor viaje de todos.

Su cuerpo ya no le impediría correr todo lo rápido que quisiera y su mente sería capaz de volar más alto de lo que lo había hecho nunca.

Todos la lloraron ese día pero ella, sin duda, era feliz. Siempre lo había sido. Y, en ese paso que dio del mundo terrenal al mundo de los sueños, lo sería más que nunca.

Autora: Alejandra Rodríguez Machín.

Nacionalidad: Española

Ilustración: Antonio Torres Rodríguez

12109034_1010937262260790_2430546571737666292_n

Publicado en: edicionesalféizar.com

Anuncios
El gran viaje

4 comentarios en “El gran viaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s